DÍA MUNDIAL DE LA JUSTICIA SOCIAL

Día Mundial de la Justicia Social.

¡No podemos cerrar la brecha de las desigualdades sino trabajamos desde un enfoque de género!

 

“Defendemos los principios de justicia social cuando promovemos la igualdad de género, o los derechos de los pueblos indígenas y los migrantes. Promovemos la justicia social cuando eliminamos las barreras que enfrentan las personas debido al género, la edad, la raza, la etnia, la religión, la cultura o la discapacidad”.

 El 20 de febrero es reconocido como el día mundial de la Justicia Social, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) adoptó el 10 de junio de 2008 una declaración sobre justicia social para una globalización equitativa. Con dicho documento se reafirmaron los valores de la OIT con el fin de desarrollar una plataforma que se adopte en los diferentes Estados Miembros, para garantizar la institucionalización del trabajo decente, en la cual contribuyan tanto el Estado como los empleadores y los trabajadores. (Organización de las Naciones Unidas).

Sin duda, lo anterior es indispensable para generar desarrollo y justicia social en las naciones, lo que se relaciona de manera directa con el mantenimiento de la paz y la seguridad ya que “el desarrollo social y la justicia social no pueden alcanzarse si no hay paz y seguridad o si no se respetan todos los derechos humanos y las libertades fundamentales” (Organización de las Naciones Unidas).

A partir de ello, y conmemorando este día, She Is Foundation reconoce que no puede existir justicia social sin un enfoque de género, en donde se luche por una mayor participación de las mujeres en todos los sectores, generando empoderamiento y disminuyendo las brechas de desigualdad entre hombres y mujeres. 

En este sentido, cabe resaltar la responsabilidad del Estado y sus diferentes entes descentralizados en pro de construir mecanismos de defensa de derechos que permitan mitigar todas las formas de violencia expresadas contra las mujeres, puesto que, aunque se han hecho esfuerzos, la naturalización de dichas prácticas sigue siendo una constante en la sociedad colombiana. Es preciso resaltar que en el país en los últimos años se han aumentado los índices de violencia contra las mujeres, especialmente por dinámicas derivadas del conflicto armado. Es de recordar que la violencia económica es uno de los tipos de violencia que más aqueja a las mujeres en condición de víctimas del conflicto armado y por ello se deben plantear estrategias mancomunadas entre los sectores público y privado, que les permitan empoderarse y obtener sus propios medios de subsistencia.  

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Abrir chat
#AisladasNoSolas, estamos disponibles para ti. ¿Cómo podemos ayudarte?